La red de puntos limpios de La Palma gestiona al año más de 500 toneladas de residuos

La consejera de Servicios y Cambio Climático, Nieves Rosa Arroyo, destaca que cada vez son más los ciudadanos que utilizan este recurso

La red de puntos limpios de La Palma gestiona al año más de 500 toneladas de residuos. Un recurso que depende del Cabildo Insular de La Palma, que en la isla que ha ido cobrando cada vez más protagonismo entre la sociedad palmera, concienciada de la importancia de la separación. Muestra de ello es que cada año se incrementan las visitas a estos puntos para trasladar residuos, como ocurrió en 2018, que creció un 14,3% en relación a la anualidad anterior.

La consejera de Seguridad, Emergencias, Participación Ciudadana, Servicios y Cambio Climático, Nieves Rosa Arroyo Díaz, mostró su satisfacción porque estas cifras ponen de manifiesto el crecimiento de la conciencia ciudadana en lo que respecta a la separación de los residuos, si bien reconoció que aún queda un largo camino por recorrer ante uno de los retos ambientales más importantes que tiene la sociedad actual, como es la gestión sostenible de los residuos, en el que está empeñada en dar un impulso decisivo durante este mandato.

Nieves Rosa Arroyo, acompañada por técnicos del Servicio de Residuos, realizó una visita a la red de puntos limpios de La Palma para conocer de primera mano la situación de estas instalaciones, que se encargan de recibir gratuitamente los residuos de naturaleza domiciliaria que, de forma voluntaria, son llevados por los particulares.

La consejera destacó la  importancia de estos centros dentro de la gestión de residuos en el ámbito insular, donde se gestionan anualmente más de 500 toneladas de residuos, peligrosos y no peligrosos.

La consejera del Cabildo palmero también se desplazó al antiguo vertedero de Barranco Seco, recientemente sellado, donde pudo conocer de primera mano determinados aspectos técnicos del Plan de Vigilancia Ambiental al que está sometido el mismo.

En el entorno de Barranco Seco se encuentran los terrenos donde, de acuerdo con la previsión del Plan Territorial Especial de Residuos, se construirá la Planta de Transferencia y Base Logística de vehículos recolectores de residuos de la zona este de la isla de La Palma. Dicha infraestructura, indica Nieves Rosa Arroyo, “es fundamental para la gestión de recogida y transporte que actualmente realiza el Consorcio de Servicios a nivel insular”.

Por último, la consejera se desplazó al punto de transferencia de residuos no peligrosos de naturaleza comercial e industrial, anexo a la planta de transferencia en Los Llanos de Aridane, cuya puesta en funcionamiento supondrá una mejora sustancial en la gestión de los residuos en la zona del Valle.

Deja un comentario