Nieves Rosa Arroyo entrega el título a los participantes en esta iniciativa de La Palma Orgánica

Un total de 14 personas se han formado en Maestría en Compostaje (Nivel II), en el curso realizado este mes de enero dentro del programa La Palma Orgánica, que lidera la Consejería de Servicios del Cabildo, con la colaboración de ADER-La Palma, y que ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de Villa de Mazo.

La consejera responsable del área, Nieves Rosa Arroyo, junto con la alcaldesa de Villa de Mazo, Goretti Pérez Corujo, y el presidente de ADER La Palma, Luis Vicente Martín, hicieron entrega esta mañana, en el Centro Cultural Andares, de los diplomas que acreditan la formación, tras la realización de un curso teórico – práctico, que ha comprendido un total de 50 horas lectivas.

Nieves Rosa Arroyo destacó que mediante esta acción para formar maestras y maestros compostadores, los participantes han podido conocer los distintos modelos de gestión de los residuos orgánicos y, más concretamente, los modelos descentralizados del compostaje comunitario y doméstico. “Estamos convencidos de que este es un modelo adecuado para la gestión de los residuos orgánicos en un territorio como La Palma, al tiempo que estamos impulsando una formación que puede también generar empleo”, añadió la consejera.

Arroyo felicitó a los participantes y tuvo también palabras de agradecimiento para los técnicos, profesionales y expertos que han intervenido en el curso: Miriam Almenara, Ana Belén  Yuste, Pablo Rico Alfonsín, Manuel Enrique Pintos González, Antonio  José González Díaz, María Fernanda Marín, Francisco Reyes y  Héctor Piñero.

En cuanto a la teoría, durante el curso se abordó la gestión de residuos (generación, separación y legislación); métodos de aprovechamiento de la materia orgánica  mediante el compostaje; procesos de compostaje; instalaciones y operaciones de manejo, así como el control y seguimiento de zonas de compostaje comunitario; prevención de riesgos laborales en el manejo del compost; tipos  de estructurantes, y compostaje doméstico, vermicompostaje y agrocompostaje.

 

Además se  realizaron una serie de prácticas en las distintas zonas de compostaje comunitario puestas en marcha por el Cabildo, a través de La Palma Orgánica, en colaboración con ayuntamientos de La Isla y ADER La Palma. Las prácticas consistieron en el aporte  y manejo de la materia orgánica  en modelos de compostaje comunitario formados por islas de compostadores; seguimiento y control del proceso de compostaje; formación específica para la resolución de problemas, y montaje de una pila de compost, entre otras.