El Cabildo reabre este martes, 28 de abril, la Red de Puntos Limpios de La Palma que se cerró debido a la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19. La puesta en marcha de estos espacios se hará cumpliendo estrictamente las directrices de seguridad y con una serie de restricciones para proteger tanto a sus usuarios como al personal.

Los cuatro puntos limpios de La Palma entrarán en funcionamiento con el siguiente horario: De 8:00 a 14.30 horas, de martes a sábado. Para acudir al punto limpio se deberá pedir cita previa en los siguientes números de teléfono: Breña Baja (619 139 751); Los Llanos de Aridane (620 217 371); Puntallana (620 271 369), y Tijarafe (610 584 733). Las citas se darán de manera que haya un margen de un mínimo de 15 minutos para el acceso a las instalaciones entre un usuario y otro.

Asimismo, los usuarios deberán llevar debidamente separados los residuos. De no ser así, se podrá rechazar la admisión por el personal encargado de las instalaciones. A las personas que acudan a los puntos limpios, se les entregará al salir un justificante de entrega de los residuos en estos espacios.

La consejera de Servicios, Cambio Climático, Seguridad y Emergencias y Participación Ciudadana, Nieves Rosa Arroyo, destaca el papel decisivo que tiene esta red en la gestión sostenible de residuos, al ofrecer a la ciudadanía espacios donde depositar de forma separada los residuos de naturaleza domiciliaria que por su tamaño o peligrosidad no se pueden llevar a los contenedores.

Nieves Rosa Arroyo señala que la decisión de reabrir reabrir los puntos limpios para que los ciudadanos puedan trasladar los residuos que se han ido acumulando en los hogares durante esta etapa de confinamiento se ha valorado en coordinación con el resto de los cabildos de las islas.

La consejera hace un llamamiento a la población para que se actúe con la máxima responsabilidad a la hora de acudir a los puntos limpios y evitar así que se produzcan aglomeraciones en estas instalaciones. En este sentido, destaca la obligatoriedad de solicitar cita previa para acudir a las instalaciones, dejando claro que no se atenderá a quien no lo haga de esa manera. “La prioridad absoluta es la salud de las personas y no podemos bajar la guardia en ningún momento”, destacó Arroyo.