El Cabildo de La Palma se une al Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, que se celebra por primera vez este año, a través del programa La Palma Orgánica, que apuesta por el aprovechamiento y reutilización de los biorresiduos para la elaboración de compost.

La consejera responsable del área de Servicios y Cambio Climático, Nieves Rosa Arroyo, destacó la vinculación estrecha que existe entre los objetivos de La Palma Orgánica y de esta jornada, que pone el acento en la necesidad de promover un consumo y producción responsables como claves para promover la justicia social y una sociedad más sostenible. La reutilización que promueve La Palma Orgánica frente a la pérdida y el desperdicio de los alimentos es, sin duda, una contribución en la lucha contra el cambio climático, al tiempo que promueve hábitos de consumo más responsable.

Esta conmemoración, que fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, coincide con la celebración en la tarde de hoy de la segunda sesión del taller de compostaje doméstico, que se desarrolla en el programa La Palma Orgánica, que desarrolla el área de Servicios del Cabildo de La Palma y gestiona ADER La Palma.

En el taller se hará entrega de los primeros 15 kits de compostaje a las personas que se han registrado en el programa, que están compuestos por un compostador de 340 litros de capacidad, un aireador, un termómetro, un cubo para la separación de residuos orgánicos y una guía práctica de compostaje doméstico.

Esta segunda parte del taller se desarrolla en la zona de compostaje comunitario de Puntallana, y los participantes aprenderán a montar su propio compostador y a ponerlo en funcionamiento.

La realización de esta actividad en la zona de compostaje comunitario permitirá además a los asistentes conocer de primera mano todo el ciclo de vida de la materia orgánica, desde que llega separada como desecho hasta que se convierte en compost y vuelve a las huertas y jardines de las familias compostadoras.