Nieves Rosa Arroyo destaca que se planifica una nueva planta de transferencia en el Valle, la instalación de una prensa embaladora y una celda de transición en el Complejo Ambiental, entre otras medidas

El Cabildo de La Palma trabaja en una serie de medidas urgentes para hacer frente a la problemática derivada de la erupción volcánica en la gestión de residuos en la Isla, teniendo en cuenta, entre otros factores, que las coladas destruyeron la única planta de transferencia existente, lo que impide compactar los residuos de los municipios de la vertiente oeste.

La consejera responsable del área de Residuos y Actividades Clasificadas, Nieves Rosa Arroyo, destaca que entre las medidas en las que se está trabajando, se encuentra la ampliación de la capacidad de recogida separada de residuos en los municipios más poblados, especialmente biorresiduos, papel cartón y envases ligeros, con incidencia especial en los mayores generadores para su recogida puerta a puerta.

En este sentido, indica que se han realizado sendos estudios de viabilidad, en la zona este y oeste de la isla, desde el Consorcio de Servicios, sobre qué sistema de recogida de residuos es óptimo para los municipios de más de 5.000 habitantes, concluyendo que con la recogida puerta a puerta se podrían alcanzar niveles de recogida separada de entre el 50-70%.

Asimismo, destaca que se está trabajando, a través del programa La Palma Orgánica, en aumentar el compostaje descentralizado. De hecho, recuerda que el Cabildo ya ha entregado los fondos aportados por el Gobierno de Canarias a todos los Ayuntamientos que se han unido al programa La Palma Orgánica para la instalación de las composteras comunitarias y se continuará aumentando la cobertura del compostaje doméstico con más de 700 nuevos hogares.

Se está planificando, además, la instalación de una nueva planta de transferencia provisional en el Valle de Aridane. En este sentido, la consejera recuerda que el Cabildo puso en marcha un nuevo punto limpio en Los Llanos de Aridane, tras la destrucción por las coladas del que existía en el Callejón de La Gata. Aumentar el número de contenedores de recogida separada, sobre todo el azul y el amarillo, que ya se están instalando, y la creación de un polo de desarrollo para la economía circular, especializada en gestión y valorización de residuos, son otras de las medidas en las que se está trabajando.

En lo que se refiere a Complejo Ambiental, Arroyo indicó que el Cabildo ya tiene el proyecto para instalar un sistema de compactación de rechazos, mediante una prensa embaladora, y una celda de transición, para lo que la Corporación ha adquirido los terrenos.

Mientras tanto, la consejera indicó que el Cabildo continúa con la tramitación del Plan Director Insular de Residuos de La Palma, que será determinante a la hora de planificar e impulsar de un modo definitivo un modelo de gestión que nos permita alcanzar el objetivo marcado por Europa de que en 2035 solo puede ir al vertedero el 10% de rechazo de la bolsa gris.

Nieves Rosa Arroyo destacó que la Administración insular está trabajando, pese a las complejidades derivadas de la erupción volcánica, por avanzar hacia un modelo cada vez más sostenible en la gestión de los residuos, si bien sostiene que “es fundamental la colaboración de la población, con la correcta separación de los residuos que se generan en los hogares, para hacer frente a este reto, vital en la lucha contra el cambio climático”.