Nieves Rosa Arroyo y Luis Martin de Paz coinciden en valorar los buenos resultados del programa, que esta anualidad aspira a alcanzar a unos 6.000 habitantes, que dejarán de desperdiciar 300 toneladas de biorresiduos.

La consejera de Servicios y Cambio Climático del Cabildo, Nieves Rosa Arroyo, y el presidente de ADER La Palma, Luis Vicente Martín de Paz, han firmado el convenio de colaboración del proyecto La Palma Orgánica con la finalidad de continuar avanzando en la gestión descentralizada de los residuos orgánicos a través del compostaje doméstico y comunitario.

Nieves Rosa Arroyo y Luis Martín de Paz han coincidido en valorar los “buenos resultados” que está arrojando este acuerdo de colaboración entre el Cabildo y ADER La Palma para impulsar la gestión sostenible de los biorresiduos a través de este programa que ha recibido un impulso decisivo a lo largo de este mandato.

El convenio recoge una aportación de 60.000 euros del Cabildo a ADER-La Palma para una anualidad en la que “vamos a conseguir llegar a unas 4.000 familias para informarles y ayudarles a que aprendan a autogestionar sus biorresiduos domésticos y convertirlos en un valioso compost para sus propios huertos y jardines”, indica la consejera.

Arroyo señala que “conseguiremos sumar 2.000 nuevas familias al programa La Palma Orgánica, 1.400 a través del compostaje comunitario y otras 600 familias en compostaje doméstico. En suma, alcanzaremos una población de casi 6.000 habitantes que dejarán de desperdiciar más de 300 toneladas de biorresiduos y contribuirán decididamente a la mejora y protección de los suelos en un camino hacia una isla más sostenible”.

En 2022, hasta la fecha, se han realizado 14 talleres de compostaje doméstico. Esto ha permitido gracias a La Palma Orgánica la suma de 175 familias compostadoras y la entrega de 90 compostadores.

La consejera recuerda, además, que se ha previsto, a través de los fondos aportados por la Viceconsejería de Transición Ecológica y Cambió Climático del Gobierno de Canarias, el despliegue de 41 nuevas zonas de compostaje comunitario, entre otra serie de actuaciones.

Nieves Rosa Arroyo subraya que La Palma Orgánica fue diseñada para abordar la gestión de los biorresiduos domésticos, tanto a través del compostaje doméstico y comunitario en zonas rurales y periurbanas como la recogida separada en los núcleos urbanos y grandes generadores.

“El convenio firmado con ADER La Palma nos permitirá seguir impulsando este programa, más importante que nunca, teniendo en cuenta el contexto de emergencia medioambiental en que nos encontramos”, concluye la consejera.