La consejera de Servicios y Cambio Climático del Cabildo de La Palma, Nieves Rosa Arroyo, ha dado a conocer el proyecto La Palma Orgánica para el tratamiento de los biorresiduos en la isla a la responsable de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Inés Jiménez.

Las consejeras han visitado el Complejo Ambiental de los Morenos, así como los puntos de compostaje comunitarios de Puntallana y Santa Cruz de La Palma para acercar a la corporación grancanaria la labor que se desarrolla en la isla para promover la adecuada separación de los residuos orgánicos, que suponen un importante volumen de la bolsa de la basura y que son los únicos desechos que pueden reciclarse en origen.

En este sentido, Nieves Rosa Arroyo, explicó que “esta visita permitirá trasladar a la consejera de Medio Ambiente de Gran Canaria cómo llevamos a cabo en La Palma esta separación de los residuos para convertirlos en recursos que, tras ser debidamente gestionados, se convierten en abono para nuestros cultivos, huertos y jardines”.

Por su parte, Inés Jiménez, manifestó que “la idea es adaptar este modelo de gestión tan ejemplar de los residuos orgánicos que se lleva a cabo en La Palma y que implica a las familias, que es donde estos se generan, para trasladarlo a la realidad de Gran Canaria y poder avanzar en esta línea”.