La corporación insular ha firmado convenios con los ayuntamientos de El Paso, Los Llanos de Aridane y Villa de Mazo para desarrollar este proyecto con el objetivo de concienciar, sensibilizar y educar a la población en la gestión de sus desechos orgánicos

 

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano H. Zapata, acompañado de la consejera insular de Servicios y Cambios Climático, Nieves Rosa Arroyo, ha firmado convenios con los ayuntamientos de El Paso, Los Llanos de Aridane y Villa de Mazo para fomentar el compostaje comunitario e implicar a la ciudadanía en la correcta gestión de los residuos orgánicos.

 

El presidente explica que con estos proyectos “se persigue establecer un marco de cooperación institucional para la implantación de un proyecto de compostaje comunitario en los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane y Villa de Mazo. La iniciativa se desarrolla conforme a las directrices del Plan Territorial Especial de Residuos (PTER) de La Palma y del programa La Palma Orgánica para promover una adecuada y eficiente gestión en el tratamiento de los residuos orgánicos”.

 

La consejera señala que los residuos orgánicos son los únicos que pueden gestionarse en origen y explica que desde la corporación insular ha sido una prioridad desde el comienzo del actual mandato implicar directamente a las corporaciones locales y a la población en la correcta gestión de estos desechos. “Todo esto tiene como principales objetivos sensibilizar y educar a la población para que se implique y gestione correctamente sus residuos orgánicos, además de reducir el volumen de residuos de este tipo que se depositan, tanto en el contenedor gris, como en el marrón, en aquellos municipios que disponen de él”, añade Nieves Rosa Arroyo.

 

“Conseguir que esta experiencia de compostaje doméstico comunitario derive en una nueva forma de gestión familiar de los residuos orgánicos, con las ventajas y beneficios económicos, ambientales y sociales que ello comporta es otro de los objetivos que se marca este proyecto”, señala la consejera.

 

“Con esta iniciativa se pretende, además, incentivar y capacitar al colectivo destinatario para lograr su autonomía y un hábito continuado y perdurable en el tiempo, así como lograr un punto de compostaje de referencia a través de un proyecto viable y sostenible”, añade Arroyo.